Los errores más comunes de pruebas de software en la industria financiera

Pese a que las pruebas de software deben ser afrontadas como un desafío único, diferente y propio de cada software, existen errores comunes que se tienden a repetir en diferentes procesos de pruebas.

En esta oportunidad, hablaremos de los 5 errores más comunes en procesos de pruebas de software en la industria financiera. Si antes de iniciar un proceso de calidad tenemos en cuenta las siguientes situaciones, probablemente podremos construir una planeación más acertada y optimizar más el tiempo y la coordinación entre nuestros equipos de trabajo.

  1. Diferencia en los ambientes. En un escenario ideal, el ambiente de pruebas se comporta de la misma forma que el ambiente de producción. Sin embargo, pocas entidades logran tener la estabilidad necesaria en ambos ambientes para cumplir con esta suposición. Cuando las pruebas en las cuentas contables no tienen los resultados esperados, se debe hacer una investigación de cómo se están moviendo las cuentas en producción, pues es probable que la falla se deba a discrepancias entre el ambiente de pruebas y la realidad. Esta revisión retrasa la entrega del desarrollo y/o genera bloqueos en otros requerimientos. Además de ser un proceso tedioso, el personal encargado del sistema normalmente no es experto en temas contables, lo que dificulta aún más el funcionamiento y la revisión del mismo.
  2. Desincronización de información en sistemas. Al tener muchos sistemas que alimentan la información de clientes, la integridad de dicha información se puede ver comprometida debido al ingreso de datos diferentes para una misma variable de un mismo cliente. Por ejemplo, el cliente puede reportar cambios en su dirección de residencia a un sistema, pero olvidar su actualización en otro, lo que provocaría que se manejen datos distintos para una misma variable. Esta problemática complica los procesos de pruebas y desarrollo porque las entidades bancarias viven de captaciones (intereses de cuentas de ahorros, CDT) y créditos, por lo que los procesos de consulta de información hacen parte del core de su negocio. Si se desarrolla una aplicación que deba validar una variable del cliente presente en varios sistemas, pero esta expone información diferente en cada uno de ellos, se generarán resultados negativos por falta de congruencia de la información en la aplicación. Esta situación genera reprocesos largos que retrasarán el proyecto e involucrarán distintos departamentos y equipos de trabajo, por lo que será más complicado gestionarlos.
  3. Cambios en sistemas complejos. Al tener sistemas tan complejos y especializados, el cambio o actualización de un core es complicado. Los procesos son traumáticos cuando se hacen cambios a los sistemas core, ya sea desarrollo de uno nuevo o unificación de varios sistemas principales de una compañía. La implementación de nuevas tecnologías se dificulta porque la mayoría de los sistemas de banca tradicional son bastante antiguos, por lo que son pocos los proveedores que están en la capacidad de realizar cambios y sus costos son muy elevados. La implementación de nuevas tecnologías es traumática no solo por su costo, sino por la necesidad de incluir grandes y diversos equipos de desarrollo para lograr comunicaciones efectivas entre los sistemas. Esto supone la coordinación de múltiples equipos de trabajo con conocimientos y prácticas muy diversas, propias de sus especialidades.
  4. Dependencia del conocimiento adquirido por proveedores. En el caso de las entidades que tercerizan procesos, debido a la complejidad de las diferentes tecnologías que se manejan, el conocimiento sobre dichos sistemas se queda en los proveedores de desarrollo o pruebas un 70% de las veces. Generalmente, el personal de gerencia de sistemas se dedica a gestionar la comunicación entre el proveedor y los sistemas, por lo que el conocimiento que adquiere de los procesos es muy poco. Esta situación se convierte en un problema cuando, una vez terminados los contratos de tercerización, empiezan a aparecer solicitudes de soporte sobre los sistemas y el personal de TI de la compañía no tiene los conocimientos necesarios para responder a los requerimientos de los usuarios.
  5. Miedo a la obsolescencia. Muchas veces, las personas que manejan procesos que están siendo automatizados, brindan intencionalmente información no clara e incompleta, de manera que surjan errores en producción y la compañía encuentre una necesidad en mantener el componente humano, pese a que este problema pueda ser solucionado desde el levantamiento de la información. Esta situación no solo ralentiza procesos, sino que impide el rápido crecimiento y mejoramiento de las compañías.

El primer paso para resolver estas dificultades es garantizar que el conocimiento sea transversal entre las áreas de sistemas, de operaciones y proveedores. Llegar a esto es muy difícil, y pese a que unas pocas organizaciones tengan una buena gestión del conocimiento (siendo este el primer paso para la solución de las problemáticas), no hay nada como la práctica. Se considera de gran ayuda (casi indispensable) que el conocimiento no solo se quede plasmado en documentación escrita, sino que efectivamente haya colaboradores pertenecientes al área productiva que entiendan conceptos técnicos del funcionamiento de los aplicativos y puedan predecir impactos en diferentes módulos cuando se implementen cambios. De igual manera, es indispensable que el área de sistemas y los proveedores entiendan claramente las necesidades de la compañía y el área productiva que se ve afectada por los procesos que se estén llevando a cabo, así como tener claridad absoluta sobre las reglas de negocio de la empresa.

En Finding entendemos el gran impacto de las situaciones expuestas y comprendemos la necesidad de implementar acciones preventivas y correctivas para optimizar los procesos. Nuestra herramienta de gestión de proyectos nos permite crear, gestionar y compartir una amplia base de conocimiento, de manera que los aprendizajes de cada proyecto no se queden en nuestra compañía, sino que pasen a ser parte del día a día de nuestros clientes. De la misma forma, nuestra metodología TestMetTM garantiza la continua comunicación y validación de información entre todas las áreas involucradas en los proyectos, la cual es gestionada a través de Toolcase, y permite que todos tengan una visión global de los procesos. Asimismo, nos permite aprender y gestionar conocimiento, de manera ágil y oportuna, sobre las necesidades fundamentales de nuestros clientes y sus reglas de negocio.

Pese a que esta guía contiene información comprobada, siempre es necesario contar con la ayuda de expertos en el tema. Los muchos años de experiencia de Finding en la industria y su metodología TestMetTM especializada en la prevención, hallazgo y solución de las problemáticas expuestas, lo convierten en un aliado indispensable para empresas que se encuentren, o estén a punto de realizar el levantamiento de los requisitos, desarrollo o liberación de productos o actualizaciones de software.

Conoce cómo lo hacemos en findingtc.com/pruebas-de-software/

Leave a Reply